Ya no se consiguen los US$ 3,30 el kilo por los novillos de pasturas.

La mayor demanda se registró por los novillos formados y por las vacas de invernada

El precio y la demanda por el ganado gordo y reposición se mantienen firmes.

Si bien se percibe que hay poca oferta, se procesaron 46.187 reses.

La punta para el precio del novillo gordo está sólida en US$ 3,10 el kilo

Las faenas siguen en ascenso, los precios suben, el clima acompaña y los mejores novillos en lotes grandes y de flete corto se aproximan a US$ 3,10 por kilo. 

El valor de las haciendas continúa su tendencia alcista de las últimas semanas y, lo más importante quizás sea la actitud compradora de la industria.

“Vendimos la totalidad, que era mucho más de lo inscripto”, dijo Luis Aparicio Andrade, al evaluar la feria en su local “Durazno”.

Se llegó a pagar US$ 3 y algo más en negocios puntuales por novillos especiales de verdeos o praderas. 

La alta participación de vacas reducirá las existencias del rodeo de cría, aspecto que limita la producción futura.

El mercado sigue en un ascenso gradual de precios.

En la actualidad hay menos competencia de la carne de cerdo y aviar, al tiempo que disminuyeron las exportaciones de Brasil hacia el continente asiático luego del caso Carne débil.

Los novillos sacrificados fueron un 50% de la faena y la de vacas un 48%. 

El ascenso en los precios ganaderos puede sostenerse durante algunas semanas más.

Hay poca oferta, el pasto es abundante y las cuadrillas Kosher están llegando. 

banner-inmobiliaria
banner toros lateral
banner-venta-campos