Los novillos no alcanzan los US$ 3 y se cumplieron seis meses con faenas de vacas mayores a las de novillos; en la reposición sigue la preferencia por negocios cortos. 

La exportación de vacas a Brasil gana algo de fluidez y hay expectativa de una poszafra interesante. 

La faena de esa categoría superó a la de las vacas por segunda vez en el año, en un mercado con gran disparidad de valores entre las distintas plantas. 

Se destacó la demanda por los ganados de invernada que significaban un negocio rápido. 

Los días martes 24 y miércoles 25 desde la hora 10 en la Rural del Prado. 

La semana pasada se vendieron novillos hasta por más de US$ 2,90 por kilo en cuarta balanza. 

Por los mejores novillos se están obteniendo más de US$ 2,80 por kilo en tanto se mantiene la expectativa por la llegada de las cuadrillas israelíes.

Muchos ganados que estaban prontos para faenarse perdieron peso después de los temporales. 

El sector más competitivo también afronta varias dificultades. 

El remate se realizó este jueves y viernes con la conducción de Pantalla Uruguay. 

Los frigoríficos procesaron 29.397 bovinos; 51,6% eran vacas y 45,8% novillos. 

Pérdidas en el motor de la economía, por las excesivas lluvias, superan los US$ 200 millones. 

Lluvias impiden cargas y los productores no aceptan precios tan bajos. 

Carniceros están expectantes por un ajuste en los precios. 

El mercado confirmó el interés por los ganados más livianos. 

banner-venta-campos
banner-inmobiliaria

Cotizaciones

Mercado de Haciendas