Los mejores novillos logran US$ 3,20 por kilo de carcasa.

Después de varias semanas de subas en todas las categorías, el mercado cambió la lógica el jueves pasado y desde entonces la industria ha dejado de convalidar los precios que se manejaban previamente. Da la impresión que la poszafra entró en fase de meseta. También parece que agosto será un mes con poca faena.

Las ventas para los mejores novillos se concretan al cierre de esta semana sobre US$ 3,20 por kilo carcasa y las vacas especiales con un peso de más de 480 kilos por US$ 2,95 el kilo o algo más, pero sin llegar a los US$ 3 por kilo.

Más allá del ganado encerrado disponible, los acuerdos con grupos de productores y el achique en la oferta llevan a una situación de casi parálisis. Las entradas a plantas industriales son desparejas, generalmente más de una semana, entre 10 y 15 días, pero hay plantas que por ahora ni siquiera pasan precios.

Han surgido algunos problemas menores con el etiquetado de carnes en China y con algunos cortes que presentaron problemas de calidad por abcesos provocados por vacunas en envíos destinados a Estados Unidos, pero en el mercado se entiende que eso no está teniendo mayor incidencia. 

Simplemente luego de un primer semestre de mucha faena y de precios en alza, la industria deja de convalidar la tendencia y algunas empresas cierran y dan las licencias anuales en este mes que será de muy poca faena.

En ovinos los negocios pactados son mínimos, con una oferta muy escasa y expectativas por lo que puede ser una buena parición, al menos en términos de escasa pérdida de animales por menos mortandad.

Precio de exportación de la carne vacuna repuntó

Con un precio de exportación que sigue muy estabilizado en el entorno de los US$ 3.400, era difícil que el precio del gordo sostuviera mucho tiempo más las subas tan fuertes que se venían registrando. En ese sentido la semana pasada trajo datos alentadores.

El precio de exportación de la carne vacuna para la semana cerrada al 29 de julio fue el más alto desde fines de junio. Promedió US$ 3.573 por tonelada, 9% por encima a los US$ 3.285. El valor promedio de las últimas cuatro semanas móviles fue de US$ 3.381, en tanto el promedio en lo que va del año se ubica en US$ 3.385, 1% por debajo del año pasado, con 14% más de carne exportada.

En ovinos el precio promedio de la carne exportad la semana pasada fue de US$ 4.202 por tonelada, por encima del promedio anual de US$ de US$ 4.036, que también está 1% por debajo del precio obtenido el año pasado.

Faena semanal alta en vacunos y cayó en ovinos

Seguramente en agosto se quiebre la referencia de los 40 mil vacunos por semana, pero por ahora la actividad se mantiene en niveles interesantes.

La faena de la semana pasada totalizó 41.668 vacunos, estando 27% por encima de los 32.771 animales faenados la semana, pero 9% por debajo de los 45.976 del mismo período pero de un año atrás.

Las vacas faenadas sumaron 19.844, 23% más que los 16.133 vientres faenados de la semana anterior, pero 10% por debajo que los 21.948 de igual período pero del 2016.

La faena de novillos superó la de vientres. Representó un 51% mientras que las vacas fueron 48% del total.

Los novillos totalizaron 21.248, o sea 33% superior a los 15.931 animales de la semana anterior, pero 8% inferior a las 23.141 cabezas del año anterior.

La faena de ovinos sumó 4.283, 784 cabezas menos que una semana atrás, cuando se enviaron a planta 5.067 animales y 33% inferior que los 6.395 animales faenados un año atrás. Fue la segunda menor del año.

La ganadería buscará pues los nuevos equilibrios que se conformen este mes y que posiblemente se sostengan cerca de los niveles actuales para el novillo.

El pico de precios de este año podría haber quedado atrás.

banner-venta-campos
banner-inmobiliaria

Cotizaciones

Mercado de Haciendas