Durante el primer semestre los precios fueron “muy interesantes”.

El mercado de Estados Unidos comienza a perder atractivo para la carne vacuna uruguaya, principalmente por una caída de los precios exportados. Una realidad opuesta a la que experimentó el país durante el primer semestre del año con valores “muy interesantes” y volúmenes enviados “destacados” dentro de la cuota, que ofrece un beneficio arancelario de 26,4%, y por fuera de la misma.

Miguel Ameglio, director de Maximeat, comentó a Rurales El País que la ventajosa posición de Uruguay en Estados Unidos durante los primeros seis meses del año se debe a “una menor presencia de los competidores”, es el caso de Australia que redujo su stock vacuno y Nueva Zelanda que superó la crisis de precios bajos para los productos lácteos y envió menos cabezas lecheras a faena.

Asimismo, Brasil que ingresó a principios de año al mercado con poco volumen exportado, cuando agarró ritmo de colocación y parecía incrementar los niveles de carnes, el gobierno norteamericano prohibió la importación desde Brasil por los escándalos de corrupción desatados.

Pese a un contexto con menos competencia en ese mercado, Ameglio prevé una marcada disminución de precios. Una de las razones se debe a la baja continua del precio del ganado en EE.UU. -un 9% en lo transcurrido del año- y cuentan con “abundante oferta” de trimming doméstico.

El broker de carnes afirmó que para el segundo semestre se dispone un aproximado de 5.000 toneladas para completar el cupo. “Seguramente se hagan solo algunos negocios dentro de la cuota. No cuento mucho con el mercado norteamericano para lo que resta del año”, explicó Ameglio.

banner-venta-campos
banner toros lateral
banner-inmobiliaria