Los negocios por los mejores novillos producidos se concretan entre US$ 3,15 y US$ 3,20 por kilo carcasa.

El mercado del ganado gordo se frenó y cierra la semana con un marcado ajuste de valores. La firmeza que mantuvo en lo que va del año -impulsada por altas faenas- tuvo un cambio de tendencia, con negocios de novillos que se concretan entre US$ 3,05 por kilo carcasa hasta US$ 3,15 máximo en casos excepcionales.

Para la vaca gorda las referencias de valores fluctúan entre US$ 2,80 - 2,85 en ganados de punta. La vaquillona se mantiene arriba de US$ 3 por kilo.

La dinámica del mercado se enlenteció, con entradas a planta dispares. Algunos frigoríficos, incluso, no pasan precios y están marcando cargas para fin de mes. Otras fijan ingresos más cortos, entorno a los 8 días.

El ajuste se explica principalmente por la retirada de cuadrillas kosher, que estaban operando en varias plantas, y la poca oferta de ganados especiales, coincidieron consignatarios consultados. Esto se traduce en la retracción de las compras industriales, que hasta ahora mantuvieron una demanda fuerte para todas las categorías, y que impulsó los volúmenes de faena a récords para la época. Otro factor importante es que comienza a aparecer en la faena algún ganado de corral.

"Este ajuste en algún momento iba a llegar. No hay mucha expectativa de suba, ni siquiera de equilibro (...) marzo va a ser un mes de ajuste de precios", señaló un operador.

La faena de febrero totalizó las 208.490 cabezas, el mayor registro en la historia para ese mes. Fue 5% superior a la de febrero del 2017 y 5% menor a la de enero. La participación de novillos fue de 51,9% (108.206) y la de vacas de 46,4% (96.740).

Al 3 de marzo la faena superó por séptima semana consecutiva las 50.000. Totalizó 52.640 cabezas, 2,5% abajo de los 53.949 animales enviados a planta la semana anterior y 13% por encima de las 46.677 cabezas de igual periodo del año pasado. Del total de la faena, el 46,3% fueron vacas (24.350 cabezas) y el 52% novillos (27.389).

El clima también está jugando su partido y tendrá un termómetro del mercado de reposición en el próximo remate de Plaza Rural, la semana que viene. "Ahí se va a notar las zonas que pueden absorber ganados o no", sostuvo un consignatario, que ve en este escenario una buena oportunidad de compra, con una brecha "interesante" entre el ganado gordo y la reposición.

Ovinos trancados

En ovinos hubo un leve aumento en la faena. Los borregos y las ovejas se mantuvieron en US$ 3 y US$ 2,65 por kilo respectivamente. El cordero, cordero pesado y capón ajustaron a la baja a $ 3, US$ 3,02 y US$ 2,74 respectivamente. "La operativa suele trancarse cuando la faena de vacunos es muy alta. Ahí el ovino queda en segundo plano y es un desestímulo para quienes tiene los animales prontos", dijo un operador del norte del país.

La faena de ovinos, totalizó 22.483, un 22% superior a las 18.364 cabezas sacrificadas la semana anterior y 66% superior a la de la misma semana del año pasado, cuando se faenaron 13.535 lanares. En febrero se faenaron 84.580 lanares, 24% más que los 68.107 del mismo mes de 2017 y 17% menos que en enero.

Continúa firmeza en el precio de exportación

El precio de exportación de carne vacuna fue de US$ 3.589 la tonelada, un descenso semanal luego de haber alcanzado el pico de US$ 3.786 la semana anterior. El volumen semanal exportado fue de 5.302 toneladas peso carcasa, el menor volumen desde la semana cerrada el 28 de agosto de 2017.

En lo que va del año el promedio se ubica en US$ 3.488, 3,2% arriba de los US$ 3.379 de igual periodo de un año atrás. Hasta el 3 de marzo se llevaban exportadas 83.853 toneladas, 13% arriba de las 74.191 de igual periodo del año pasado.

El precio semanal de carne ovina promedió US$ 4.527 por tonelada, 9% inferior a las US$ 5.002 de la semana anterior. El precio promedio en lo que va del año ha logrado una suba interanual de 12,5% a US$ 4.650 por tonelada, por encima de los US$ 4.134 de igual periodo del 2017.

banner-inmobiliaria
banner toros lateral
banner-venta-campos