Frigoríficos pasan precios dispares pero se muestran con avidez de animales para completar las faenas.

El mercado del ganado gordo comienza a mostrar señales de estabilización, con valores firmes, un leve crecimiento de la oferta y distorsión en las cargas debido a las lluvias.

El presidente de la Asociación Consignatarios de Ganado (ACG), José Aicardi dijo a El País que el mercado “está un poco raro” porque las lluvias “obligaron a correr algunas cargas de haciendas que estaban previstas” y en otros casos, “hay ganado vendido que no se puede levantar de los campos desde hace una semana como consecuencia de las persistentes lluvias en todo el país”.

Aicardi dijo que hubo “una suba bastante abrupta” y agregó que comenzó a verse algo más de oferta, ya que muchos productores están volviendo a las empresas luego de algunos días de vacaciones.

“No es tan grande el incremento de la oferta, pero se ve algo más de ganado respecto a semanas anteriores”, aclaró el titular de la ACG.

El consignatario destacó en todo momento la firmeza del mercado y a modo de referencia informó que los novillos de punta, aquellos con terminaciones excelentes, se pagaron a entre US$ 3,32 y US$ 3,33 por kilo. Fueron negocios puntuales. A su vez, los novillos pesados y con buenas terminaciones , valen entre US$ 3,25 y US$ 3,30 por kilo. Las mejores vacas, si pueden ser cargadas en lo inmediato, hacen entre US$ 3,14 y US$ 3,35 por kilo. En el caso de las vacas buenas y de a camión, se pagan a razón de US$ 3,10 por kilo.

Aicardi, que también integra la empresa MegaAgro, manejó como referencia US$ 3,20 por kilo como precio para las vaquillonas especiales.

Reposición. Lo que falta es ganado de reposición y según el titular de la Asociación Consignatarios de Ganado, esta categoría “está muy pedida”. Explicó que “muchos productores están buscando irse armando de la reposición para vender el ganado gordo que ya tienen pronto”, pero no consiguen animales.

Otra de las características del mercado de haciendas es que no está parejo en cuanto a los valores que pasan los distintos frigoríficos.

“Algunos ya venían con faenas y cargas mejor organizadas desde fines de 2018. Otras plantas, a lo que hay distorsión de las cargas por las lluvias, se pusieron un poco más nerviosas y están más compradoras”, explicó el entrevistado.

Mirando un poco más a largo plazo, Aicardi dijo ver un mercado firme incluso consideró que le pueden caber algunos centavos más a los precios, por más que hoy ya cuente “con buenos valores”. Que se siga tonificando el valor del ganado gordo, según su visión, dependerá de varios factores.

Que no crezca la oferta, que se sigan complicando las cargas y que se acentúe la falta de reposición, que está impidiendo que muchos de los productores saquen al mercado el ganado gordo que ya tienen pronto para enviar a los frigoríficos para ser faenados.

banner-inmobiliaria
banner toros lateral
banner-venta-campos