La demanda sigue superando a la oferta, en tanto la reposición acompaña la firmeza del ganado gordo; la industria mantiene el pie en el acelerador.

La suba de valores para el ganado gordo parece no tener fin. El novillo acaricia los US$ 4 por kilo en cuarta balanza, con su octava semana de suba consecutiva y toca un máximo en cuatro años. En el mismo camino, la vaca gorda alcanza los US$ 3,70, un máximo en seis años.

La avidez de los frigoríficos lleva a que se mantenga el vértigo en la escalada de precios. Hay demanda firme por todas las categorías. Al cierre de esta semana la mayoría de los negocios rondaban los US$ 3,90 por kilo de novillo gordo, con negocios puntuales de ganados especiales que alcanzaron –e incluso superaron– los US$ 3,95.

Disponer de lotes voluminosos es una de las mayores armas de negociación para obtener mejores precios, en un contexto donde la oferta sigue siendo extremadamente escasa.

“Tengo los US$ 4, pero no tengo el ganado”, señaló un consignatario consultado sobre esta realidad de oferta y precios.

“El valor del gordo está muy por encima de los negocios que hicimos la semana pasada (…) estamos hablando de US$ 3,90, US$ 3,95 y hasta US$ 4 por algún lote grande y de novillos pesados”, dijo este jueves Alberto Gallinal, de Gallinal y Boix Negocios Rurales, directivo de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), entrevistado por el programa Tiempo de Cambio de radio Rural. 

Sigue sin aparecer oferta voluminosa de ganados de verdeo, con algunos productores aprovechando la buena disponibilidad forrajera para que sus ganados ganen kilos.

La industria mantiene el pie en el acelerador, aunque no se sabe hasta cuánto. Las entradas a planta siguen ágiles, entorno a una semana. Algunos frigoríficos ya anunciaron el cierre temporal de alguna planta, cuando darán licencia anual a sus trabajadores. Otras pausarán la operativa para hacer reformas. Y en otro caso, como Frigorífico Florida, se definió enviar a seguro de paro transitorio a los trabajadores por uno o dos meses, a la espera de que bajen los precios y aumente la oferta de ganado. 

Faena elevada

Por el momento, la faena supera a los volúmenes de un año atrás. Se mantiene una alta participación de ganados de corral, con varias plantas abocadas a la cuota 481, como viene siendo en las últimas cuatro semanas.

En mayo se faenaron 18% más vacunos que mismo mes de 2018, con China como principal propulsor. La operativa cayó la semana pasada, pero se mantiene arriba en la comparación interanual.

Al 1° de junio se faenaron 47.705 cabezas, 1.500 menos que en la semana previa, pero muy por encima  de las 41.388 en igual semana del año pasado.

El volumen de novillos fue superior al de vacas, con 23.883 cabezas, 1.300 menos que en la semana previa y 1.800 más respecto a las 22.117 cabezas de igual semana de 2018.

La participación de las hembras sobre el total de la faena está en el entorno del 47% desde que se comenzó a faenar para la cuota 481. La semana pasada se industrializaron 22.785 cabezas, apenas 60 menos que las 22.844 de la semana anterior y 4.300 más que en igual período del año pasado (18.469 cabezas).

El mercado de reposición acompaña la firmeza del gordo. La demanda es sostenida y la oferta reducida, con pocos negocios de campo. La mayoría de las ventas se concretan a través de los remates virtuales. Este miércoles Lote 21 registró subas en todas las categorías respecto al remate del mes anterior.  El ternero promedió US$ 2,24, el más alto desde 2015 para esa pantalla. La vaca de invernada promedió US$ 1,57, el mayor valor desde agosto de 2013, y dio un salto de 25% respecto a US$ 1,28 de un año atrás. 

Precio de exportación de carne vacuna rondó los US$ 4.000

El panorama también es de firmeza en el precio de exportación de la carne vacuna,  que esta semana  estuvo muy próximo a los US$ 4.000 a pesar de que bajó respecto a la semana anterior. El promedio se ubicó en US$ 3.941 por tonelada, por debajo de los US$ 4.405 de la semana previa, pero aún así, ubicándose como el segundo mejor valor semanal del año. Mientras, el volumen semanal exportado fue de los más bajos del año, con 8.215 toneladas peso canal.    

En lo que va de 2019 (1° enero-1° de junio) el ingreso promedio por tonelada exportada se ubicó en US$ 3.593, 1,6% arriba de los US$ 3.537 en igual período de 2018. 

banner-inmobiliaria
banner toros lateral
banner-venta-campos