El valor promedio de la carne vacuna exportada es el mayor desde el año 2002.

Por la vaca gorda hay mayor amplitud de valores de acuerdo a la calidad del ganado, con negocios entre US$ 3,80 y US$ 3,90 por kilo. Se logra algún centavo más en casos puntuales.

Las entradas a planta son dispares entre industrias, entre cinco días y dos semanas. Alguna planta tiene previsto cerrar temporalmente y dar licencia al personal mientras no aparece una mayor oferta de ganado, señalaron dos consignatarios. Ninguno considera positivo que se “fuerce el mercado”, con subas extraordinarias de precios.

La faena de vacunos bajó respecto a la semana anterior, pero se mantuvo por encima de las 40.000 cabezas por quinta semana consecutiva, con una alta participación de ganados de corral. Al  14 de setiembre se faenaron exactamente 40.254 cabezas, por debajo de 42.393 de la semana anterior y 6.000 menos que las 46.383 de la misma semana del año pasado. “Le va a costar a la industria mantener una faena de 40.000 reses semanales”, estimó uno de los operadores.

En el mercado de reposición hay demanda sostenida por todas las categorías, con pocos negocios de campo. La mayoría se concretan en los remates por pantalla.

En este escenario de firmeza, el valor promedio del Novillo Tipo subió en agosto respecto a julio y se consolidó como el mayor desde febrero de 2015. Se ubicó en US$ 1.234 por cabeza, un aumento de 2% respecto a julio y de 10,4% respecto al mismo mes del año pasado, de acuerdo al último dato publicado por el Instituto Nacional de Carnes (INAC). El valor agregado industrial (el dinero que le queda a las plantas para pagar todo lo que no es ganado después de vender la carne), subió levemente respecto al mes anterior, tanto en porcentaje como en términos absolutos, pero se mantiene en niveles inferiores que los de años anteriores. 

Precio de la carne vacuna exportada por las nubes

La solidez del mercado ganadero va acompañada por la firmeza del precio de exportación de la carne vacuna, con un promedio semanal histórico que se ubicó en US$ 4.728 por tonelada en la semana cerrada el 14 de setiembre, de acuerdo a los datos primarios del INAC. Se trata del mayor valor semanal desde que comenzaron a tomarse registros (enero de 2002).
El valor por tonelada exportada mostró un salto de casi US$ 500 frente a los US$ 4.256 de la semana previa. Y en las últimas cuatro semanas móviles promedió US$ 4.311 por tonelada.
En el acumulado anual el valor promedio de exportación alcanzó los US$ 3.746,  un 4,6% por encima de los US$ 3.582 en igual periodo de 2018. El volumen enviado al exterior este año también registró una suba interanual, con 326.935 toneladas peso canal frente a 323.644 el año pasado.
Desde abril el precio de exportación estuvo constantemente arriba del promedio en el mismo período del año pasado. De enero a mediados de setiembre el precio de exportación dio un salto de 23%.

Firmeza para los ovinos

En lanares la oferta sigue siendo muy escasa y los valores continúan firmes, en máximos de cuatro años. Los precios mantienen un gradual ascenso semana a semana. El cordero pesado y el liviano subieron tres centavos en la grilla de la Asociación de Consignatarios de Ganado, a US$ 3,81 y US$ 3,78, respectivamente; los borregos subieron tres centavos a US$ 3,80; los capones subieron ocho centavos a US$ 3,60; y las ovejas subieron cinco centavos a US$ 3,58. La faena de ovinos –como la de vacunos– bajó respecto a la semana pasada, de 17.870 a 12.407 y fueron 8.700 menos que los 21.112 de igual semana de 2018. Las ovejas representaron el 7% de la faena con 2.215 cabezas, casi 700 más que las 1.525 faenadas en igual semana de 2018. 

banner-inmobiliaria
banner toros lateral
banner-venta-campos